REVISTA DE SUSTENTABILIDAD

Pronostican un verano infernal para Santiago y la zona central: al menos seis días habrán máximas de 39 grados

Pronostican un verano infernal para Santiago y la zona central: al menos seis días habrán máximas de 39 grados
miércoles 21 noviembre 2018

Al menos seis días con máximas de 39 grados y 23 días con los termómetros marcando 33 grados. Así sería el próximo verano en la zona central del país, de acuerdo a investigadores de la Universidad de Talca.

Esto debido a las olas de calor que comenzarían en diciembre y que afectarían a las regiones de Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins, del Maule y Biobío.

El académico del Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatología (Citra) de la Universidad de Talca, Patricio González, señaló a Radio Bío Bío sobre las máximas de 39 grados que "se esperan aproximadamente seis días con temperaturas cercanas a esa cifra".

"En el siglo XX teníamos 135 días de calor (temperatura máxima igual o superior a 25°) durante los meses de verano y en el siglo XXI ha incrementado a 146 días. En cuanto a las olas de calor (temperatura superior a los 33°) en el siglo XX teníamos 13 días y en la actualidad proyectamos 23 días para el 2019, los cuales consideramos de alto riesgo", manifestó el experto respecto a la investigación que desarrollaron.

Incendios forestales

El riesgo que podría desencadenarse debido a las altas temperaturas son la posibilidad que aumenten los incendios forestales en el país, considerando que el 2017 por ejemplo existieron mega siniestros, que debieron ser combatidos por semanas y que derivó en la llegada del Super Tanker a Chile.

En ese sentido, para los expertos son diversos los factores que posibilitan la aparición de estos incendios. Una de ellas es la sequía. “En el siglo pasado llovían 97 días, en la actualidad esa cifra quedó reducida a 64 días", sostuvo González.

De igual manera, durante los mega siniestros del 2017 se dio el fenómeno 30-30-30: 30 grados o más de temperatura, humedad relativa inferior al 30 por ciento y vientos sobre 30 kilómetros por hora.

El académico del Instituto de Ciencias Biológicas de la U Talca, José San Martín, expresó al respecto esta situación deriva en que la biomasa vegetal no tenga el suministro suficiente de agua necesario para retrasar los efectos de las llamas.

"Hay una biomasa forestal remanente que representa un riesgo, porque donde hay un grupo de árboles debe haber un incendio, puesto que la biomasa tiene que seguir el ciclo de circulación normal de la materia", indicó.

Otro aspecto es el calentamiento global, por lo que advierte que "Chile necesita apurar su ley de cambio climático para generar estrategias a corto plazo para mitigar el cambio climático. Por ahora sólo entrega apoyo económico frente al daño, como a los agricultores ahora, pero este va a ser de tal envergadura en un momento que no habrá dinero para aplacarlo".

"Ninguna agencia, nadie, está preparado para eventos como los megaincendios de 2017 o los que ahora afectan a California", remató.

Fuente: Publimetro

Compartir