REVISTA DE SUSTENTABILIDAD

Cristalerías Toro recibió acreditación internacional que certifica Good Manufacturing Practice (Buenas prácticas de manufacturas)

Cristalerías Toro recibió acreditación internacional que certifica Good Manufacturing Practice (Buenas prácticas de manufacturas)
miércoles 2 noviembre 2016

A fines del pasado mes de octubre, Cristalerías Toro dio un salto importante en sus procesos de producción. Se trata de la legitimación, entregada por tres años, que la casa certificadora SGS otorgó a la empresa y donde visa que los productos de Cristoro se enmarcan en el “Sistema de Gestión Buenas Prácticas de Manufacturas”.

De esta manera, los envases producidos por la Cristalería garantizan al cliente que son sometidos a estrictos controles de calidad, que avalan su inocuidad alimentaria, para distintos usos como bebidas alcohólicas y no alcohólicas, alimentos, farmacéuticos no inyectables, cosmética y menaje, entre otros.

Esta certificación se enmarca, además, dentro de la sustentabilidad de la empresa y abarca todo el proceso productivo, desde la recepción de materias primas hasta el despacho del producto terminado y entregado al cliente.

Juan Matías Jofré, Gerente de Normas, Medio Ambiente y Seguridad (SSO) de Cristoro, explica que la certificación entregada “le da un valor agregado a nuestros productos, porque las empresas que fabrican o elaboran productos comestibles siempre van a privilegiar a una firma que posea esta norma de inocuidad basada en el Codex Alimentarius, debido a que les da la seguridad que los envases con los que ellos están embotellando, enfrascando sus productos, al contar con este protocolo internacional, cumplen con el componente relevante de inocuidad exigido tanto en el mercado nacional como internacional”.

El ejecutivo cuenta que para obtener esta certificación la empresa debió realizar importantes trabajos de infraestructura. “Todo esto significa destinar recursos. Es bueno saber que esta norma implica tener edificios que cumplan con los estándares, tiene que haber un diseño y un espacio de trabajo óptimo, se controlan los servicios de agua, de calidad del aire, de ventilación. Además, hay  un fuerte control de todos los residuos y como la empresa  los gestiona”.

Agrega que “existe un control microbiológico del espacio físico, limpieza e higiene, como también, un área muy estricta es el control de plagas, ya que las empresas que prestan este servicio deben estar acreditadas ante el SAG y la Seremi de Salud”.

Jofré explica que poseer esta certificación es un gran orgullo para Cristoro, ya que es un reconocimiento a la política de sustentabilidad y cuidado al medioambiente incorporado en la firma y que abarca a todos sus trabajadores.

“Como esta norma tiene que ver con las buenas prácticas de manufactura, desde el origen de las materias primas hasta que se entrega el producto al cliente, requiere de mucho entrenamiento y capacitación del personal, porque las buenas prácticas las realizan todos los empleados de la empresa, especialmente quienes laboran en las líneas de producción”.

Compartir